La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

Categorias: Ciencias | Europa | Historia

Los relojes modernos son dispositivos bastante precisos. Pero en el siglo XIX todo era diferente. Los relojes mecánicos se retrasaron un poco durante el día y se acumuló un error sólido durante varios días. Por lo tanto, periódicamente era necesario establecer la hora exacta utilizando fuentes confiables. Hoy en día, esto se puede hacer sin mucha dificultad utilizando Internet. Pero érase una vez, solo los astrónomos que observan el movimiento de los cuerpos celestes podían determinar la hora exacta. Fueron ellos quienes transmitieron esta valiosa información a otras personas. Pero no fue fácil transmitirlo a todos los necesitados, y esto lo hicieron los "comerciantes del tiempo".

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

La fuente principal y más oficial de la hora exacta en Gran Bretaña fue el Observatorio Real de Greenwich. Para transferir datos a todos los necesitados, esta sólida organización utilizó una variedad de formas. Los barcos estacionados en la rada cerca de la costa recibieron la hora exacta gracias a disparos de armas de fuego o con la ayuda de banderas. A las personas que estaban a la vista del observatorio se les mostraba la hora usando una bola especial en la aguja del edificio.

Más tarde, el observatorio instaló un gran reloj con una esfera de 24 divisiones en la puerta. Ahora todos los que no eran demasiado perezosos para caminar hasta el edificio podían verificar su cronómetro con el de referencia. Pero no era conveniente para todos. No todos podían permitirse cruzar todo Londres a pie o en carruaje, solo para revisar sus relojes.

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

Pero un día, John Belleville, un asistente en el Observatorio de Greenwich, tuvo una idea brillante. Se le ocurrió la idea de entregar la hora exacta a los londinenses... en casa. Por supuesto, había que pagarlo. Todas las mañanas, Belleville ajustaba su reloj de bolsillo a la hora del observatorio y se iba de viaje por Londres. Por una pequeña tarifa, transmitió la hora exacta a todos los que la necesitaban.

Había mucha gente que quería revisar sus relojes. Los servicios de Juan fueron utilizados por más de doscientos ciudadanos. En su mayoría eran marineros, trabajadores ferroviarios, ingenieros y empresarios, para quienes la hora exacta era muy importante. También entre los clientes había londinenses comunes, inclinados a la puntualidad.

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

El "Vendedor de tiempo" trató su negocio de manera muy responsable. Para el trabajo, compró el cronómetro de bolsillo más moderno de John Arnold, que mostraba la hora con una precisión de una décima de segundo. Era un reloj muy caro que solo las personas muy ricas podían permitirse. Uno de los propietarios del cronómetro de Arnold era el duque de Sussex, miembro de la familia real.

El cronómetro estaba encerrado en una caja de oro, pero John Belleville lo reemplazó por uno de plata. Temía que el reloj de oro atrajera demasiada atención y pudiera ser robado. Belleville viajó por Londres hasta su muerte en 1856. Pero después de su muerte, el negocio no dejó de existir. La viuda, María Belleville, se hizo cargo de los negocios de su marido. La venta del tiempo exacto fue un negocio bastante rentable y la mujer se dedicó con éxito a ello hasta 1892, cuando cumplió 80 años.

La viuda del comerciante por primera vez transfirió su negocio a su hija Ruth. Pero en este punto, la familia Belleville tenía muchos competidores. Las principales eran las empresas de telégrafos. Es cierto que a los empresarios les ayudó el hecho de que no todos tenían el equipo para dicha sincronización y había demanda del servicio.

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

Ruth Belleville ha sido muy criticada por su arcaica forma de trabajar. Era el siglo XX, y el esquema todavía se usaba, desde la primera mitad del siglo XIX. La mujer también sufrió las maquinaciones de los competidores, entre los que se encontraban sus colegas privados y compañías de telégrafos enteras. Fue acusada de usar su atractivo femenino para promover su servicio.

Ruth era molestada por los reporteros, y todo tipo de historias jugosas aparecían en la prensa de vez en cuando, por supuesto, ficticias. Pero tal alboroto por la señorita Belleville no destruyó su caso, sino que, por el contrario, aumentó el interés en él. Después de una serie de escándalos, los ingresos de la mujer aumentaron, después de una disminución a largo plazo.

La historia de la Dama del Reloj, o cómo una familia británica intercambió el tiempo durante casi cien años

A pesar de las maquinaciones de los detractores, la mujer cumplió diligentemente con sus deberes, incluso cruzando el hito de los 80 años. El negocio de Belleville dejó de existir solo en 1940, después de haber existido durante casi un siglo. Ruth Belleville fue apodada Lady Time en Londres y fue considerada una leyenda viva de la capital británica. Antes de su muerte, la mujer entregó el famoso reloj Arnold a la London Watch Company. Ahora se pueden ver en el Museo de los Relojeros de Londres.

Aunque los relojes son objetos hechos por el hombre, cuyo principio ha sido estudiado a fondo, muchas historias extrañas e incluso místicas están asociadas con ellos. Por ejemplo, todavía se desconoce exactamente qué causó el accidente de París en 1902.

Publicar artículo de noticias

Artículos Recientes

De la gripe al cáncer: 6 tipos de dolor abdominal que no se pueden ignorar
De la gripe al cáncer: 6 tipos de dolor abdominal que no se ...

Cada uno de nosotros ha sentido dolor abdominal más de una vez. Pero no siempre pensamos en sus causas. Los médicos advierten que ...

Cinturón de sobrevivientes: 10 magníficas fotos que van a convencer a desgaste
Cinturón de sobrevivientes: 10 magníficas fotos que van a ...

En Nueva Zelanda lanzó un proyecto llamado "el cinturón de seguridad y en directo", que contiene recogidos de las historias de ...

22 fotos donde se escondieron los animales, pero no los encontrarás
22 fotos donde se escondieron los animales, pero no los ...

Si te gustan los rompecabezas, ¡esta colección es solo para ti! En estas fotos, los animales se esconden justo delante de todos, ...