Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Categorias: Famosos | Historia | Mundo

Si crees en los biógrafos de Fidel Castro, entonces el líder cubano, por su larga y agitada vida, fue atacado 637 veces. Se sabe que todos estos intentos fracasaron y el comandante murió en la cama de vejez, rodeado de familiares y amigos. Al mismo tiempo, Fidel ha sobrevivido a varios presidentes estadounidenses y a innumerables otros enemigos serios. Recordemos las formas más extrañas a las que recurrieron los servicios de inteligencia enemigos para privar al pueblo cubano de su líder permanente.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Antes de profundizar en la historia de los intentos de asesinato, vale la pena mencionar a la persona que posee las ideas más inusuales de eliminar a Castro. Edward Lansdale, oficial de la Oficina de Servicios Estratégicos de Estados Unidos, dirigió la Operación Mangosta, cuyo objetivo era cambiar el sistema estatal en Cuba de cualquier manera posible, comenzando por el bloqueo económico y terminando con la eliminación física del líder del país y su círculo íntimo.

Lansdale era un hombre extraordinario, extremadamente decidido y con una imaginación increíble. A él le debemos el hecho de que podamos disfrutar de un vínculo real en torno al líder cubano. Algunos métodos de asesinato, inventados por un oficial de inteligencia estadounidense, causan risa hoy, pero no olvide que en realidad estaban detrás del trabajo serio de docenas o incluso cientos de profesionales, un gasto sólido de dinero, tiempo y esfuerzo.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Los estadounidenses, que aún no han aprendido de la amarga experiencia, organizaron el primer intento utilizando el método clásico: la mujer fatal. Para hacer esto, los agentes de la CIA reclutaron en 1960 a una hermosa morena Marita Lorenz, quien tuvo un romance fugaz pero apasionado con un revolucionario cubano un año antes.

El plan era simple: Marita, a quien le dieron un veneno fuerte e insípido en pastillas, tenía que ir a La Habana, seducir a Castro nuevamente y poner veneno en la comida durante una cena romántica. Inicialmente, todo fue como un reloj: Lorenz logró concertar una reunión con Fidel y se alegró de tener la oportunidad de recordar el pasado durante la cena con su ex amante.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Pero ya en el dormitorio del comandante, Marita vio con horror que las píldoras venenosas escondidas en un frasco de crema para la cara se habían vuelto inutilizables, habiendo perdido su caparazón de gelatina. Esto inquietó tanto a la belleza fatal que no se dio cuenta de cómo se acercaba Castro.

A esto le siguió una histeria femenina, durante la cual la víctima potencial del intento de asesinato incluso le dio al desventurado asesino un arma para que cumpliera su misión o finalmente se calmara. Como resultado, Lorenz confesó su amor al comandante, fue perdonada misericordiosamente e inmediatamente expulsada de Liberty Island. Ese fue el final — sin víctimas ni tragedias.

En la misma 1960, se hizo otro intento de asesinar a Castro, que solo por una afortunada casualidad no terminó con éxito. En 1975, en uno de los memorandos oficiales de la Unidad Médica de la CIA, apareció información de que en febrero de 1960, se hizo una caja de cigarros envenenados de la variedad Cohiba favorita de Fidel para el asesinato del comandante.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Los cigarros fueron tratados con botulinum y bastaba con tomar uno de ellos en la boca para obtener una dosis letal de la toxina. Se desconoce el destino de este producto, pero hay recuerdos de Fabián Escalante, quien dirigió los servicios especiales cubanos. El oficial escribió en sus memorias que un cigarro Cohiba envenenado fue encontrado en el escritorio de Castro durante su discurso en la Asamblea de la ONU. No fue posible averiguar quién plantó su política, a pesar de todos los esfuerzos.

Al darse cuenta de que Castro estaba protegiendo no solo a su séquito, sino también al destino mismo, Edward Lansdale decidió cambiar a métodos de asesinato más extravagantes. Desarrolló un plan único para volar al comandante en el mar mientras buceaba. Se sabe que el líder cubano era un ávido buceador y la CIA decidió usar esta pasión al máximo.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

A Fidel Castro le encantaba bucear en la misma pintoresca bahía, explorando con entusiasmo el fondo y sus brillantes habitantes. Lansdale decidió rellenar uno de los proyectiles con explosivos potentes y proporcionar un detonador a control remoto. Se decidió utilizar un caparazón brillante e inusual, que el buzo probablemente querrá ver más de cerca. La explosión iba a ser llevada a cabo por agentes de la CIA estacionados a bordo de un submarino que acechaba cerca.

Esta idea fracasó en la etapa del proyecto. Lansdale, eligiendo un caparazón típico del Caribe, se dio cuenta con disgusto de que los moluscos comunes en el área eran demasiado pequeños para caber suficientes explosivos en su caparazón para el sabotaje.

El carismático y de principios líder cubano simplemente generó enemigos y detractores. Uno de esos enemigos peligrosos fue Félix Rodríguez, cuyo padre ocupó un alto cargo estatal bajo el depuesto dictador castrista Batista. Después de huir de Cuba a la edad de 17 años, el tipo llamó la atención de los agentes de la CIA y no tuvo que ser persuadido para participar en el intento de asesinato de Fidel.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

En 1961, antes de la invasión de Bahía de Cochinos, Félix llegó a Cuba como parte de una misión secreta destinada a preparar un levantamiento contrarrevolucionario. En uno de los días difíciles para el escuadrón, cansado de esconderse en las montañas boscosas, Rodríguez tomó un rifle de francotirador y les dijo a sus colegas que iría a Fidel ahora mismo y lo remataría, completando la operación.

Sonará extraño, pero el intento fracasó debido a la vanidad de los asociados de Félix, quienes dijeron que querían participar en el golpe y vengar personalmente al comandante por numerosos insultos. El intento de asesinato no tuvo lugar, el levantamiento fracasó y la mayoría de sus participantes murieron. Rodríguez milagrosamente resultó estar entre los pocos sobrevivientes y recibió el apodo de "Lázaro" por su milagroso rescate.

La pasión de Fidel por el buceo claramente perseguía a Lansdale e hizo otro intento de "mar" para cumplir su misión mortal. En 1962, los abogados estadounidenses, encabezados por James Donovan, lograron cierto éxito en las negociaciones con las autoridades cubanas.

Los estadounidenses han devuelto a 1.113 rehenes que fueron llevados a cárceles cubanas tras el fracaso de la operación en Bahía de Cochinos. Para agradecer a los cubanos por tal acto de lealtad, el gobierno de los Estados Unidos envió un cargamento de ayuda humanitaria a la Isla de la Libertad, por una enorme suma de $53 millones en ese momento.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

El propio Donovan planeaba obsequiar a Fidel Castro un traje de buceo de un nuevo modelo, sabiendo con certeza que al comandante le gustaría el regalo. La CIA trató el regalo con cepas de dos bacterias mortales a la vez: se colocó un bacilo tuberculoso en los filtros respiratorios y la parte inferior del traje se trató con un medicamento de una enfermedad rara llamada "pie madura".

Y esta vez Lansdale y su equipo sufrieron un revés. Los especialistas de la Unidad Médica estuvieron ocupados durante demasiado tiempo y no tuvieron tiempo de entregar el regalo mortal de manera oportuna. Cuando llegó la hora "H", Donovan, para no despertar sospechas, se vio obligado a presentarle a Castro un traje de buceo común, con el que Fidel estaba encantado como un niño.

En 1963, uno de los socios cercanos en la guerra de guerrillas de Raúl Castro, el hermano del líder cubano, se reveló a los agentes de la CIA. Este hombre se llamaba Rolando Cubela y decía tener una cuenta personal con el Comandante. Según el traidor, no le será difícil matar a Fidel, ya que forma parte del círculo íntimo del líder cubano e incluso posee una casa de playa junto al mar junto a Castro.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Para el intento de asesinato, el equipo de Lansdale diseñó y fabricó una jeringa disfrazada de pluma estilográfica. Una cápsula con el veneno más fuerte estaba escondida dentro del producto, y la aguja retráctil era tan delgada que no se podía sentir su pinchazo. Y de nuevo, la providencia se encargó de salvar a Castro: en el momento en que un agente de la CIA le estaba instruyendo a Kubela sobre cómo usar armas de espionaje, sonó su teléfono.

La llamada trajo malas noticias — el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, recibió un disparo en Dallas y todas las operaciones especiales se suspendieron temporalmente. Por lo tanto, la pluma mortal nunca cayó en manos de Patrizan, un traidor que tenía un buen potencial.

En 2007, se desclasificaron documentos que contenían información de que no solo el fantasioso Lansdale, sino también personas más respetables se dedicaban a organizar atentados contra Fidel Castro. Uno de los organizadores fue el notorio Allen Dulles, el enemigo jurado de todos los regímenes comunistas del planeta.

Dulles decidió que si los agentes de la CIA no estaban a la altura de la tarea, era mejor involucrar a personas que habían hecho de la muerte su profesión. A finales de 1960, a través del agente Robert Mayhew, se estableció contacto con la mafia de Chicago. En nombre de algunas "empresas internacionales", Robert ofreció a los mafiosos 150 mil dólares por el asesinato del líder cubano de la forma que les convenga.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

La mafia también tenía su propio interés en esta empresa: con la llegada al poder de los comunistas, numerosos casinos, clubes y burdeles, propiedad de jefes de familias mafiosas, desaparecieron de la isla de la Libertad. Para implementar el plan, la mafia atrajo a un funcionario cubano retirado que se suponía que debía poner una de las 6 píldoras venenosas en la comida de Castro.

Este plan fracasó porque el artista se negó inesperadamente a realizar la tarea, citando el hecho de que Castro estaba demasiado bien protegido. La mafia no tuvo una segunda oportunidad, ya que la lucha comenzó en Bahía de Cochinos. Después de un tiempo, ya en 1963, Dulles regresó al plan con la participación de elementos criminales.

Se encontró a otro exfuncionario cubano insatisfecho con Fidel, a quien los mafiosos de Chicago le dieron pastillas venenosas. En el último momento, el artista también exigió armas pequeñas con una munición sólida. Habiendo recibido lo que quería, este hombre desapareció sin dejar rastro, dejando a la inteligencia estadounidense "con una nariz" y a la mafia perpleja.

Los servicios especiales estadounidenses también intentaron desacreditar a Castro frente a su pueblo. En 1961, una unidad técnica de la CIA estaba desarrollando seriamente un plan para rociar una droga de efecto similar al LSD en un estudio de radio, desde donde a Castro le gustaba dirigirse a los cubanos.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

El Comandante era un orador natural y podía hablar apasionadamente durante varias horas. En el Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba en 1986, Fidel Castro "empujó" un discurso durante 7 horas y 10 minutos, y su discurso en la ONU, que duró más de 4 horas, permaneció en la historia de la organización como el más largo.

La CIA esperaba que después de inhalar vapores de narcóticos, Castro comenzara a perder el rumbo o a decir tonterías. Según los estadounidenses, esto debería haber causado un daño irreparable a la imagen del jefe de Cuba. El proyecto de LSD se mantuvo en el papel, ya que los especialistas técnicos de la agencia de inteligencia no pudieron crear un aerosol narcótico efectivo.

Dio la casualidad de que 1960 fue el año más fructífero para Castro por los intentos de asesinato. Otro desarrollo secreto diseñado para llevar al invulnerable Fidel a la tumba fue un pañuelo infectado con bacterias mortales. El accesorio estaba planeado para ser arrojado al líder cubano en la oficina o en el podio, y el resultado no tardaría en esperar.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

No se sabe con certeza si hubo un intento de deslizar un pañuelo al comandante, pero es obvio que si lo hubo, no tuvo éxito. Además del segundo intento de eliminar al político objetable, el mismo pañuelo decorado con bordados espectaculares se envió como regalo al primer ministro iraquí Abdel Kerim Qasem. Curiosamente, en ese momento el paquete simplemente no llegó al destinatario.

Un producto de tabaco lleno de explosivos fue otro invento de la CIA, que luego todos desautorizaron categóricamente. Castro planeó plantar un cigarro durante su discurso en la ONU en 1962, pero nadie lo hizo.

Comandante invulnerable: los 10 intentos de asesinato más inusuales del líder cubano Fidel Castro

Los detalles de la preparación para el intento de asesinato se hicieron conocidos por los periodistas sensacionalistas y ya en 1963 todo el mundo conocía la estúpida idea. Es bien conocida la portada de la revista MAD, en la que se representaba a Castro encendiendo un cigarro con una pegatina que hacía alusión a su relleno. Más tarde, la CIA desautorizó este intento de asesinato, diciendo que fue inventado específicamente para distraer la atención de la preparación de operaciones especiales reales.

Además de estos casos, hubo muchos otros intentos de eliminar Castro, por ejemplo, talio tóxico en los zapatos, un batido con botulina y un podio con trampas explosivas para discursos. Como puede ver, la suerte no acompañó a la CIA y el comandante no se convirtió en víctima de un asesinato político.

Artículos Recientes

Una costosa granja para extraer criptomonedas se quemó debido a ahorros de un centavo
Una costosa granja para extraer criptomonedas se quemó ...

Todos conocemos la verdad de que un avaro paga dos veces. Es difícil imaginar cuántos problemas se crean las personas, queriendo ...

Cuál fue el destino de los familiares del general Dzhokhar Dudayev
Cuál fue el destino de los familiares del general Dzhokhar ...

El 21 de abril de 1996, el general Dzhokhar Dudayev, líder de la República independiente dechkeria, fue asesinado. Como cualquier ...

La casa que construyó Emenike: fotos del coro del ex jugador de fútbol Spartak aparecieron en la web
La casa que construyó Emenike: fotos del coro del ex jugador ...

Cuando eres guapo, exitoso, rico y sofisticado, puedes permitirte vivir como Luis XIV. Eso es exactamente lo que hace Emmanuel ...